29 de octubre de 2014

Palabras

De qué sirve un oído sin palabras que escuchar.
De qué sirve un mensaje sin texto.
De qué sirve una disculpa si el ego no te deja hablar.
Una frase sin sentido, una canción que pueda picar,
un razonamiento, una idea, algo que quieras demostrar.

Un batíburrillo, un día de lluvia y truenos que no te deja pensar.
De qué te sirve decir, de qué te sirve callar.
Si el silencio tiene más valor que tus palabras, no las debes pronunciar,
pero si tus palabras rompen el silencio,
procura que tengan peso o el viento se las puede llevar.

No sé que decir, no sé que esperar, estoy algo confuso
Desde que aprendí que ya nada es especial.

No hay comentarios: