1 de julio de 2014

Cosas de la vida

Soy penoso poniendo títulos, lo admito. Quería decir algo que me paso hace ya unos días, tenía ganas de haberlo dicho antes, pero no quería hablar, tenía que callar, pero ya no, ya he perdido muchas horas a lo tonto.
Hace unos días estaba hablando con una amiga, y ella empezó a decirme que estaba cansada de esta vida que no le daba mas que puñaladas por la espalda, que solo tenia mala suerte, que no acertaba al conocer gente, o al darles su confianza, sas cosas, más o menos, a lo que yo la contesté algo como que solo son rachas de la vida, a veces va mejor otras peor, que la vida no era justa e intentar pensar en ello no iba a solucionar nada. A lo que ella contesto que ya... pero es que esto... es que lo otro... a lo que yo le contesté, solo hay que aguantar los golpes que nos da la vida y esperar a ver que nos depará  el futuro. Y en ese mismo instante no se, fue como si mente de abriera a otras ideas que nunca jamás había pensado y mira que he pesando sobre esto. Pensé algo como que la gente obviamente cuando tiene una gran desilusión, como perder a un buen amigo, o perder un amor, o al ocurrirle algo malo piensa que la vida es una mierda ( Pensamiento acertado) (Creo) que no es justo (Si no te lo has buscado tu, claro) y piensas que la situación ya no tiene solución por ninguna parte, que la vida es una sucesión de mierdas, una tras otra sin motivo aparente para ello, que lo único que puedes hacer es seguir aguantando, pero te sientes mal. Pero al decirle esto a la chica ( Cosa que se muy bien porqué me lo estaba contando y sorry, pero no, tengo mas de sapo que de príncipe azul) es que tal vez, y solo tal vez sin esas malas experiencias jamás podrías haber vivido otras increíbles después, que gracias a esas ostias que creías irreparables de antaño, hoy disfrutas de cosas que jamás podrías haber conocido sin esos golpes. Entonces, ya no seria tanta mierda sin sentido, porque al final tenía una finalidad. No se como expresarlo mejor, creo que la idea se capta, en mi cabeza suena cojonudamente, pero mis dedos no pueden seguir a mi mente. Y le doy fuerza a esa teoría, porque para mi al menos, todos esos golpes me hicieron cambiar, no se si para mejor o peor, pero no soy el mismo que hace 10 años, o 7 años, o 3 años o hace una puta semana, todas esas cosas moldearon mi actitud, como mis conceptos o creencias, para convertirse en lo que soy hoy, y se muy bien que fue gracias a eso y que lo que hoy puedo conseguir no podría hacerlo sin eso.
Esa era la idea que me vino a la cabeza, que cuando te llevas una gran decepción, no pienses que el mundo se ha acabado, piensa que gracias a eso mañana podrás disfrutar de algo que jamás podrías haber conocido sin esa putada.

No hay comentarios: