24 de febrero de 2015

Una llamada.

No sé como empezar, nunca se como empezar, y esta vez si que tengo que medir mis palabras.
Como te puede cambiar la vida con una llamada, en un instante, en cualquier momento, a cualquier hora, estés donde estés, estés con quien estés. Una llamada de un minuto mismamente.
Es increíble que solo nos demos cuenta de las cosas al final, por las malas, cuando ya no hay vuelta atrás. Es increíble que en el único momento en el que valoramos las cosas es cuando las perdemos. Es increíble darse cuenta de lo ciego y estupido que eres.
Damos valor e importancia a cosas jodidamente estúpidas que no aportan nada a nuestra vida. Como lo agrandamos, de tal forma que las hacemos vitales para poder seguir respirando. Y las cosas realmente importantes (esas que si no están si que no vas a poder seguir respirando) las aparcamos ( o las queremos olvidar) en un lugar de nuestros pensamientos//inquietudes//prioridades ajenos al mundo real. Vivimos una vida llena de comodidades, las cuales en el fondo nos atrapan y nos hacen olvidar cualquier otra posibilidad ajena a ellas. A lo que pienso, ¿Quien estaría dispuesto a cambiar todo eso por una vida ya no llena de nubles, algodones,  camas de mimbre y saltitos por la villa de la felicidad? Ya no quien estaría dispuesto, si no ¿Que estarías dispuesto a hacer si tuvieras que cambiar tu forma de vida radicalmente? Digamos que asumir nuevas obligaciones, tener nuevas responsabilidades, que haceres, "Riesgos", decisiones que ya no solo te afectan a ti, si no que afectan a mas gente directamente. Ya no sería pensar en ti y tus cosas ( mirar por ti) si no que tendrías gente a tu cargo, lo cual implica todo lo que implica. Me refiero en concreto a las personas que viven en ese mundo irreal con sus comodidades, y tuvieran que cambiar todo ello por lo mencionado. Que no digo que sean casos excepcionales, creo que todo el mundo antes o después asume ese tipo de cosas, como si fuera una parte natural de la vida, algo normal, como casarse, tener hijos, comprarse un coche, tener una hipoteca, joder, creo que esos son royos que ya están implantados en nuestra sociedad y que es algo, digamos ya acordado de que va a pasar. Tal vez, todo esto viene precisamente a esto ultimo, el llegar a ese punto, el ser la hora D el día D, today colega, en ese punto, en ese mismo punto en el que sabes que va a cambiar tu vida radicalmente, que de la vida que conoces y vives poco vas a poder conservar, en ese punto: Que coño te planteas, Que es lo que estas dispuesto a hacer de todas esas cosas nuevas, serías capaz, las ganas o las pocas ganas de cambiar, el decir "Ostia lo que viene, lal" ahí, ahí es donde te planteas toda tu vida, pasada, presente y futura. Ahí es donde te das cuenta que has estado teniendo un interés, un valor a cosas jodidamente estúpidas que en el fondo no sirven para el verdadero beneficio de tu vida, que son chorradas sin importancia comparadas con las cosas que realmente son beneficiosas, las cuales ni te las habías planteado, pero en vez si que todas esas chorradas, es como un " Pero que gilipollas, macho" o " Pero en que coño pienso yo" o "Que coño estoy haciendo?" Estoy haciendo X cuando lo que tendría que estar haciendo es Y, pero estoy en X, y X es una gilipollez sin importancia que no me va a ayudar ni aportar absolutamente nada si llega Y.
En el fondo yo creo que te deprimes un poco, por que ves la realidad, ves muchas cosas que antes no veías, te planteas cosas que antes ni se te ocurrirían, quitas el valor y la importancia que le muestras a las chorradas y empiezas a dárselas a las cosas realmente importantes.
Si quereis uan reflexión aquí os mando una :
Imaginaros que vuestra vida se queda vacía, que no tenéis nada, ni cosas, ni personas, ni nada, solo vosotros y un fondo blanco. Con pasado pero sin presente ni futuro, y que de todas aquellas cosas que teníais en el pasado mas presente como familia, trabajo, una pareja, un animal, una situación, un objeto material, objetos materiales, un coche, el vivir en X ciudad, ser de una manera, el tener una mentalidad,  una amistad, un momento del día, cualquier cosa existente que se pueda razonar, pues de todo ello, con vosotros solos y el blanco, si solo pudierais escoger una cosa, ¿Que sería?

No hay comentarios: